martes, mayo 19, 2009

UN MINI PLACER

Las tardes son más entretenidas cuando a uno le da tiempo de hacer un monito o diseñar algo para sí. Cuando no hay tiempo de trabajar en algo propio, por el hecho de que uno es trabajador asalariado, no queda más que volarse algunos minutos para dedicarselos a sí mismo. Para alimentar el alma. Eso hago algunas tardes. Como hoy.

7 comentarios:

Ana dijo...

Ese es el motivo de mi blog :), dejar de lado por unos minutos mi trabajo asalariado.
No conozco a Laura Avellaneda, pero te seulta familiar la historia?.
Saludos!

rosarito dijo...

ánimo mi bixo, algún día serás tu propio jefe ;).. mientras tanto sigue haciendo volar tu imaginación en esos momentos cuando más lo necesitas. Chida criaturita.

Sebs dijo...

Que tal mi bixo .. me recordó cierta vez que fuimos a Villa Rica, y tuve que ir a "hacer" en el monte de "aguilita" =) jajajaja

Saludos

Xango dijo...

JAJAJAJAJAJA
OYE SEBAS QUE GENIAL RECUERDO EL TUYO,SALUDOS

Blondie dijo...

e eso tienes muchisima razon :) comparto esa postura cuando el trabajo intenta matar nuestra imaginación


a q sabe la cerveza duff?

bixo dijo...

Ana: Me gusto tu historia, de hecho pensé que era algo de M.B.

Chariux: Hay que hacer más creaturillas de esas

Sebs: tienes razón loco, ese monillo está de semi-penacuchi

Xanguillo: Hay que ir a Le Cervecerié

Blondie: Sabe como a victoria.. la has probado?

Abrazo para todos.

Sandy dijo...

Los días donde da tiempo hacer algo por ti y crear algo -aunque sea mínimo- son los que más valen la pena. Además la única forma de sobrellevar la vida de asalariado. Saludos!!