lunes, julio 07, 2008

PINCHE OFICINA, HOY TE ODIO.

Muy continuamente y en días como hoy, me caga mi trabajo. Bueno mi trabajo no directamente, sino el material humano. Sobre todo cuando hay gente pendeja que no hace las cosas bien, y quieren deslindarse de culpas. De la atmósfera laboral no puedo quejarme. Allá afuera llueve, en el aire de la oficina hay una aroma a café medio rico, porque es medio corriente. Eso está a toda madre. Bueno, a media madre. La música está a tono. Lo único que viene a joder el día, es la gente que trabaja aquí y no hace bien su trabajo. Deberían ser honestos y aceptar que la cagaron. Pero no, sólo buscan pretextos para lavarse las manos cochinas, estilo panista de mierda.

En días como hoy, quisiera mandar a la chingada el trabajo. Llueve y quisiera estarme mojando allá afuera, estar viendo una película o hacer otra cosa más interesante que estar aquí aplastado con 6 contadores al lado que hablan muchas pendejadas. Voy a la tienda mejor. Regreso al ratote.

3 comentarios:

aRISSa* dijo...

¿pues no que no eran tan malos?

sí, a veces la oficina no es tan chida

Oscar Daniel dijo...

uf, dímelo a mi.

tangómana dijo...

Mira nomás, muchos nos identificamos con lo que escribes.
Nomás respira profundo, Aldou, cuenta hasta 1,000 y sigue trabajando.
A mí me mata no poder ver los atardeceres...
Es propio de trabajar en una (pinche) oficina (de mierda), ji ji ji.
Sorry...
¡Un abrazo re grandote!
La Celeste